| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

View
 

Compendio sobre la Transicion

Page history last edited by javierzarzuela@... 10 years, 7 months ago

 

Compendio sobre las Iniciativas de Transición

 

COMO CONVERTIRSE EN UNA POBLACION, CIUDAD, DISTRITO, PUEBLO, COMUNIDAD E INCLUSO ISLA EN TRANSICION

 

 

Traducción del documento original:

 

 Transition Primer

Por Ben Brangwyn y Rob Hopkins

Versión: 26

Status: FINAL 

 Traducción realizada por Rob Mooser y Alvaro Monzón, et all.

(revisión de acuerdo a los criterios del wiki oficial realizada por Mari Cruz García).

Para descargar el documento pulsa aquí

 

 

 Indice

 

Introducción.

 

En respuesta a la conjunción de las presiones ejercidas por el Pico de Petróleo y el Cambio Climático, algunas comunidades pioneras en Inglaterra, Irlanda y otros lugares decidieron reducir su huella de carbono de manera integrada e inclusiva; perseguían incrementar así su capacidad de resistencia ante el cambio fundamental que acompañará al Pico del Petróleo. 

Este documento propone una visión general de estas iniciativas de Transición hacia un futuro de menor consumo de energía y de mayores niveles de resiliencia comunitaria. 

 Este documento nos llega desde la Red de Transición: una organización asistencial constituida recientemente y basada en el trabajo pionero realizado en Kinsale, Totnes y otros lugares, precursores del modelo de Transición. 

  Nuestro objetivo es inspirar, informar, apoyar y asociar comunidades a medida que vayan considerando o adoptando iniciativas de transición. Estamos construyendo un sistema de materiales, cursos de formación, eventos, herramientas, técnicas, recursos y una capacitación general de apoyo para  ayudar a estas comunidades. 

 Estamos al principio de un largo camino por recorrer; reconocemos que la tarea es enorme y le estamos entregando cuanto tenemos. Pero una subvención reciente de la Fundación Tudor ha dado solidez a nuestro trabajo. 

 

Por qué son necesarias las Iniciativas de Transición

 

Los dos desafíos más duros a los que se enfrenta la humanidad en el comienzo de este siglo XXI son el Cambio Climático y el Pico del Petróleo. El primero está bien documentado y es muy visible en los medios de comunicación. El Pico del Petróleo, sin embargo, permanece por debajo del radar de la mayoría de la gente. Ahora bien, como anuncia la Era de la disponibilidad continuamente decreciente de los combustibles fósiles, el Pico del Petróleo podría muy bien comprometer la estabilidad económica y social, algo esencial a tener en cuenta si queremos mitigar las amenazas planteadas por el Cambio Climático. 

     Las Iniciativas de Transición actualmente en desarrollo en Inglaterra y otros países representan la manera más prometedora de implicar a la gente y a las comunidades para acometer las acciones de largo alcance que son requeridas para mitigar los efectos del Pico del Petróleo y del Cambio Climático.ç

Your browser may not support display of this image.

     Por otra parte, los esfuerzos de relocalización han sido diseñados para que todos optemos por una vida más plena, más conectada socialmente y más equitativa. 

 

Más sobre el Pico de Petróleo

 

Es posible que los medios de comunicación todavía no se hayan hecho eco del inicio del Pico del Petróleo. Pero no debemos por ello adormilarnos con un falso sentimiento de seguridad: hubo un tiempo en el que el Cambio Climático sufría de la misma carencia de exposición. 

El Pico del Petróleo no significa que vayamos a “quedarnos sin petróleo”, pues nunca nos quedaremos sin petróleo. Siempre quedará petróleo en el subsuelo que será demasiado difícil de alcanzar o que requerirá demasiada energía para extraerlo. Estudiemos qué ocultan los economistas: independientemente de cuánto dinero se pueda ganar vendiendo petróleo, en cuanto extraer un barril de petróleo requiera tanta energía como la generada por otro barril de petróleo, la exploración, perforación y bombeo habrán llegado a su fin. 

El Pico del Petróleo está marcando el fin del petróleo barato y abundante; uno de estos días habremos de reconocer que el petróleo deja de alimentar de manera constantemente creciente nuestras economías. Sólo así entenderemos que nuestro modo de vida industrial depende por completo del suministro siempre en aumento de petróleo barato. 

 Desde el comienzo de los años 1900, el petróleo abundante permitió a una sociedad industrializada basada en el carbón acelerar masivamente su “desarrollo”. Desde entonces, cada año ha existido más petróleo disponible (aparte de las dos crisis petrolíferas de los años 70 en Oriente Medio que provocaron una recesión generalizada); y, cada año, la sociedad ha incrementado su complejidad, su mecanización, su conectividad globalizada y sus niveles de consumo de energía. 

     Los problemas comenzaron cuando se hubo extraído la mitad del petróleo recuperable: se encarecieron los costes de extracción (en términos económicos y de energía), se desaceleró el flujo y disminuyó la calidad del crudo. Y hemos llegado a un estadio en el que, por primera vez en la historia, no somos capaces de aumentar la cantidad de petróleo que extraemos del suelo, de refinarlo y de colocarlo en mercado. El volumen de petróleo disponible se estanca y, acto seguido, disminuye, lo que presenta consecuencias innegables para las sociedades industrializadas. Pero muy poca gente presta atención a este fenómeno y es fácil entender por qué. 

 

 La engañosa analogía del depósito de gasolina 

 

Todos nosotros, quién más quién menos, nos hemos quedado alguna vez sin gasolina mientras conducimos, lo que puede confundirnos sutilmente sobre el agotamiento del petróleo.

 El modelo es sencillo. Nuestro coche va bien justo antes de consumir la última fracción de litro, cuando está vacío casi el 97% del depósito; es el único momento en que empezamos a sentir las consecuencias de "quedarnos sin gasolina”: el coche comienza a “tironear” y a vibrar haciéndonos saber que habríamos debido actuar con decisión antes de sufrir una parada súbita. Este símil nos lleva a confiar en que podemos ignorar el indicador de la gasolina hasta que sea ya demasiado tarde en el ciclo de agotamiento. 

Sin embargo, la manera en que el agotamiento del petróleo afecta a la sociedad industrial es del todo opuesto: el punto clave no reside en el momento en que estamos cerca de quedarnos sin petróleo, sino cuando el “depósito” está ya medio lleno (o medio vacío). Y he aquí por qué: 

 

Más sobre el Pico del Petróleo 

 

     La teoría sobre el Pico del Petróleo reconoce que no estamos cerca de quedarnos sin petróleo. Pero sí que estamos cerca de quedarnos sin el petróleo fácil de obtener y barato. Muy cerca. Esto significa que nos estamos acercando hacia el declive de la energía: un período extenso en el que, año tras año, dispondremos de cantidades decrecientes de petróleo para alimentar el estilo de vida de nuestro mundo industrializado. 

Los conceptos e implicaciones clave de este hecho son los siguientes: 

  • De todos los combustibles fósiles, el petróleo es la única energía densa y fácil de transportar;

  • El volumen de petróleo siempre ascendente ha alimentado el crecimiento de las economías industriales;

  • Todos los elementos clave de las sociedades industriales (transporte, manufactura, producción de alimento, calefacción doméstica, construcción...) dependen del petróleo.

  • La comprensión del patrón de agotamiento de los campos petrolíferos es crucial. El índice de extracción responde a un patrón determinado, aplicable tanto a nivel individual, a una región petrolífera, a un país, como al planeta entero; patrón que indica que la primera mitad del petróleo es fácil de extraer y resulta ser de alta calidad. Sin embargo, una vez bombeada la primera extracción, las siguientes cada vez son más costosas, con resultados de peor calidad y con un mayor coste de energía. Todo ello permite prever que el flujo de petróleo al mercado, en constante aumento en los últimos 150 años, conocerá un estadio de pico. Después de esto, cada año habrá una disminución del flujo de petróleo así como un incremento del riesgo de interrupciones de suministro.

Your browser may not support display of this image.

  • Un grupo creciente de expertos en petróleo y geólogos independientes ha calculado que el pico se producirá entre 2006 y 2012 (se requieren unos pocos años de retrospectiva  para confirmar el punto en que el petróleo alcanza el pico).

  • Los avances tecnológicos en la extracción y prospección tendrán un efecto mínimo en las tasas de agotamiento. Así, por ejemplo, cuando los EEUU (por debajo del paralelo 48) alcanzaron en 1972 un pico de producción de petróleo, el índice de agotamiento sobre las siguientes décadas fue alto a pesar de la ola significativa de innovaciones tecnológicas.

     Es difícil conceder demasiada importancia en los países desarrollados a lo que esto supone para nuestras vidas. 

     Para comprender el grado en que esto afectará al mundo industrializado resulta de interés el párrafo inicial de un resumen ejecutivo de un informe preparado en 2005 por una agencia de expertos en la gestión de riesgo y en el análisis del petróleo para el Gobierno de EEUU: 

El pico de la producción mundial de petróleo coloca a los EEUU y al mundo frente a un problema de gestión de riesgos sin precedentes. Conforme nos vayamos acercando al pico, los precios del combustible líquido serán cada vez más volátiles, y, si no se hace lo posible para mitigarlo, los costes económicos, sociales y políticos no conocerán parangón. Las opciones viables para mitigar sus efectos existen tanto en el lado del suministro como en el de la demanda; pero, para tener un impacto sustancial, deberán ser adoptadas más de una década antes de que alcancemos el pico.1

Your browser may not support display of this image.

     Este informe solo se publicó tras haber sido silenciado por la Administración estadounidense durante cerca de un año. Una rápida lectura de las implicaciones a largo plazo del informe da una clara indicación de por qué el gobierno de los EE.UU. tuvo tanto interés en ocultarlo al público.  

     A pesar de la negación por los gobiernos, sus agencias y las compañías petrolíferas, de que se encontraban frente a un problema, tanto Chevron como Total admitieron que nos hallábamos en el final de la Era del petróleo barato. 

Jeremy Gilbert, antiguo ingeniero jefe de BP, en mayo de 2007, dijo: “espero ver el pico quizá alrededor de 2015…y tasas de disminución de 4-8% por año”. 

     Varios senadores estadounidenses, principalmente el republicano Roscoe Bartlett, suscitaron la cuestión en la Cámara Alta. 

     En Nueva Zelanda, Jeanette Fitzsimmons, vicepresidenta del Partido Verde, está llamando la atención sobre las amenazas del Pico del Petróleo. En 2006 Helen Clark, Primera Ministra de Nueva Zelanda, dijo: “el precio del petróleo es muy alto porque probablemente no estamos tan lejos del pico de producción; si es que no estamos ya en él.” 

     En Australia, el Primer Ministro, Andrew McNamara, presidió el Grupo de Trabajo sobre Vulnerabilidad al Petróleo de Queensland (Queensland Oil Vulnerability Task Force); ha sido nombrado recientemente Ministro de Sostenibilidad, Cambio Climático e Innovación. En los párrafos iniciales del informe encargado por el gobierno sobre “Vulnerabilidad a los precios del petróleo de Queensland” (de inminente publicación) habla sobre la importancia de la relocalización frente al agotamiento del petróleo. 

Es incuestionable que las soluciones comunitarias dirigidas localmente se convertirán en algo esencial. Aquí es donde el gobierno deberá cumplir un papel preponderante asistiendo y animando a las redes locales a que participen con los suministros locales de alimento, combustible, agua y puestos de trabajo, con cosas que necesitamos comprar. Era una de mis primeras preocupaciones en la primera conferencia que pronuncié sobre este tema en febrero de 2005: que al replentearnos nuestro modo de vida recordaríamos no el último siglo sino alguno anterior. Y esto no es malo. Sin duda una de las respuestas más baratas y que pueden ser más efectivas es promover el consumo local, la producción local y la distribución local. Y existen iniciativas positivas que nos permitirán conocer mejor nuestras comunidades. Las redes locales –que preveo que crezcan– generarán sin duda beneficios humanos y comunitarios.2 

     Pero aparte de unas pocas excepciones notables, los líderes estatales no avanzan con vistas a encarar estos problemas de forma significativa. Todavía no. 

     Así, si los líderes políticos no van a arreglar el problema, ¿qué  va a pasar? 

     La tecnología es frecuentemente designada como la panacea para los problemas del Pico del Petróleo y del Cambio Climático. Sin embargo, una revisión cuidadosa de la realidad de estas soluciones tecnológicas indica su inmadurez, sus consecuencias frecuentemente desastrosas para el entorno y su falta de conexión con el mundo real. 

     Provoca inquietud tener que esperar que sea la tecnología o los gobiernos quienes resuelvan el problema; esta es más bien una opción de alto riesgo según un consenso general. Nos corresponde a nosotros adoptar una posición de liderazgo en nuestras comunidades locales. Y, por eso mismo, tenemos que estar activos AHORA para mitigar los efectos del Pico del Petróleo. La buena noticia es que muchas de las soluciones y mitigaciones para el Cambio Climático son adecuadas para las amenazas del Pico del Petróleo –y viceversa. 

 

 

Entrar en acción: el gran escenario. Iniciativas a nivel global, estatal y local

 

Las Iniciativas de Transición ejemplifican el principio de pensar globalmente actuando localmente. Sin embargo, es inevitable preguntarse por los cambios que podríamos introducir en nuestra propia comunidad ante una serie de problemas de tamaña dimensión.

     Ante todo, antes incluso de evaluar los cambios que introduzcamos en nuestra comunidad, es útil recordar que, al acometer este tipo de tarea, estaremos inspirando a otra gente. Y que ésta asume el desafío e inspirará a otra gente. Y así sucesivamente. De esta manera, una  pequeña contribución se puede multiplicar muchas veces y ser verdaderamente significativa.

     Es bueno saber que existen ya pautas de acción a niveles  global y  estatal que están afrontando ya los desafíos del Pico del Petróleo y el Cambio Climático. Las Iniciativas de Transición complementan estos esquemas asegurando que los cambios exigidos en nuestra  forma de vida pueden en efecto ser puestos en práctica a un nivel básico en nuestra existencia cotidiana. Dichas pautas son:

 

Global

 

 

  • El Protocolo de Agotamiento del Petróleo proporciona ayuda para que los Estados gestionen cooperativamente el descenso de consumo del petróleo. Este protocolo propone un modelo, tanto para los países productores como para los consumidores, de reducción sistemática del consumo global de petróleo. Para más información  ir a www.oildepletionprotocol.org.
  • Contracción & Convergencia es un mecanismo que fomenta la disminución de las emisiones globales de carbono, estableciendo  mayores niveles de equidad en los derechos de Pueblos y Estados para emitir carbono a la atmósfera. Un excelente recurso para este esquema está en http://www.climatejustice.org.uk/about/ 

 

Estatal

 

     Los sistemas de racionamiento de energía parecen representar la mayor promesa de reducción del consumo de combustible fósil a nivel estatal. El gobierno inglés ya está tanteando esta solución altamente práctica. Ver el relato completo en www.teqs.net

 

Local

 

     Aquí  es donde las Iniciativas de Transición local  cumplen un papel significativo. En esencia, se trata de un proceso de relocalización de todos los elementos esenciales que necesita una comunidad para mantenerse a sí misma y seguir adelante. Al crear resiliencia local, se afrontan  los efectos potencialmente dañinos del Pico del Petróleo al tiempo que se reduce sustancialmente la huella de carbono de la comunidad. De esta manera se hace frente tanto  al Pico del Petróleo como al Cambio Climático.

     Varias ciudades de los EEUU  y más de 100 comunidades  en todo  el mundo han iniciado ya sus propios viajes hacia la relocalización. Por ejemplo, y a nivel de ciudad, Portland, en Oregón (550.000 habitantes), acaba de publicar su informe inicial del Pico del Petróleo para ser refrendado mediante consulta pública. Su párrafo inicial explica sus preocupaciones:

En los últimos años han aparecido muchas pruebas que ponen en duda la creencia (de que el petróleo y el gas natural seguirán siendo abundantes y asequibles) y que indican que la producción global tanto del petróleo como del gas alcanzará probablemente pronto su pico histórico. Este fenómeno es denominado “Pico del Petróleo”. Teniendo en cuenta tanto el crecimiento continuo de la demanda global  de estos productos como el papel fundamental que tienen en las actividades sociales, económicas y geopolíticas, las consecuencias de este fenómeno son enormes.

     Y, en efecto, Portland ha incorporado el Protocolo de Agotamiento del Petróleo a sus objetivos, con el propósito de reducir el consumo de petróleo y gas en un 2,6% por año y alcanzar así una reducción del 25% en 2020.

     En el Reino Unido, un creciente número de comunidades aguardan expectantes  el trabajo de planificación del descenso de energía iniciado en Kinsale en Irlanda  y proseguido por Totnes en Devon.

     Existen muchos ejemplos excelentes de estos programas de reducción de energía que se están llevando a cabo en el Reino Unido bajo el distintivo de “sostenibilidad”. Sólo cuando los principios de sostenibilidad se combinan con la comprensión del Cambio Climático y del Pico del Petróleo se puede acometer un abordaje integrado  de las soluciones. 

 

El Modelo de Transición: ¿qué  es exactamente?

 

El Modelo de Transición es un conjunto disperso de prácticas y principios del mundo real que se han ido construyendo a lo largo del tiempo a través de la observación y la experimentación de comunidades que crearon resiliencia local y redujeron las emisiones de carbono.

Se dan más detalles de cada una de estas prácticas en otro lugar en este Compendio, pero, por el momento, puede resultar útil destacar varios elementos

 

La importancia de la concienciación

 

Para fijar el Modelo de Transición, es preciso admitir lo siguiente:

  • El Cambio Climático y el Pico Petróleo requieren acción urgente.
  • La vida con menos consumo de energía es inapelable y es mejor planificarla que ser cogido por sorpresa.
  • La sociedad industrial ha perdido su capacidad de recuperación frente a las crisis energéticas.
  • Debemos actuar juntos y mejor antes que después.
  • En lo que concierne a la economía mundial y a sus patrones de consumo, y en la medida en que se puedan aplicar las leyes de la física, un crecimiento infinito dentro de un sistema finito (tal como el planeta tierra) es sencillamente imposible.
  • Hemos podido demostrar extraordinarios niveles de ingenio e inteligencia en la acelerada escalada de la curva de energía en los últimos 150 años,  por lo que no hay razón que nos impida utilizar esas cualidades, y otras más, para gestionar mejor la bajada desde el pico de la curva.
  • Si planificamos y actuamos lo suficientemente pronto y usamos nuestra creatividad en cooperación para liberar el ingenio dentro de nuestras comunidades locales, podremos construir un futuro mucho más enriquecedor y satisfactorio, más conectado y más cuidadoso con la tierra que los estilos de vida que tenemos hoy en día.

 

Los 7 “Peros”

 

     Frente a la perspectiva de los inconvenientes esperables de un cambio difícil, los humanos seremos capaces de desarrollar por nosotros mismos los mecanismos emocionales y psicológicos para detener sus efectos. Los 7 "Peros” nombran y desmontan las más típicas barreras para el cambio que hayamos previsto.

 

Los 12 Pasos hacia  la Transición

 

     Estas son las áreas que hemos considerado como críticas en las Iniciativas de Transición. Las comunidades están adoptando estos pasos, adaptando y reordenándolos a sus condiciones específicas.

     No se trata de una lista exhaustiva de prescripciones, sino de recomendaciones que hemos ido elaborando gracias a nuestra propia experiencia en las Iniciativas de Transición. Con el tiempo, es seguro que cambien a medida que aprendamos más sobre la forma en que las comunidades sorteen eficazmente los desafíos del Cambio Climático y del Pico del Petróleo.

 

                  Red de transición

     El papel de la red de transición es acelerar el cambio animando, inspirando, apoyando, fortaleciendo la red y entrenando a las comunidades hasta que adopten y luego implementen su versión del modelo.

 

Kinsale 2021: un Plan de Acción de Descenso de Energía

 

El primer borrador del Plan de Acción para el Descenso de Energía de Kinsale  (PADE; EDAP en inglés) se elaboró en 2005. Describe de qué modo podría afrontar la transición hacia un bajo consumo de energía Kinsale, una población irlandesa en el West Cork de aproximadamente 7.000 habitantes, en respuesta al desafío de la inminente llegada del Pico de producción mundial de Petróleo.

          Este informe, preparado por estudiantes de permacultura del Kinsale Further Education College bajo la tutela de Rob Hopkins, contempla la manera en que Kinsale podría afrontar su navegación en este tiempo incierto: ya la propuesta plantea una visión de futuro con menos energía y diseña un calendario concreto para  llevarlo a la práctica.

     Fue en realidad  uno de los primeros intentos de esta clase de proyecto en cualquier lugar del mundo. El informe contempla la mayor parte de los aspectos de vida en Kinsale incluyendo alimentación, energía, turismo, educación y salud. El informe estaba estructurado de tal forma que permitiera a otras comunidades o poblaciones adoptar un proceso similar e iniciaran ellas mismas la transición hacia un futuro de menos energía. 

     El PADE fue premiado por el Cork Environmental Forum con el prestigioso Roll of Honour Award en 2005; y, más importante aún, fue adoptado formalmente por el Ayuntamiento de la ciudad de Kinsale a finales de 2005 tras votación unánime.

     Merece la pena recordar que  este proyecto fue elaborado por unos  estudiantes que trabajaron desde una perspectiva completamente nueva. Y aunque aún quede mucho trabajo por hacer para convertirlo en un proyecto duradero con raíces profundas en la comunidad, es un gran comienzo.

     Las lecciones aprendidas en Kinsale resultaron en 12 pasos de los que se da cuenta en páginas posteriores en este documento. No obstante, puede descargarse en:

http://transitionculture.org/wp-ontent/uploads/members/KinsaleEnergyDescentActionPlan.pdf

 

Totnes: ciudad en Transición

 

 Totnes, Ciudad en Transición (TCT) fue una iniciativa propugnada por Rob Hopkins en respuesta al desafío conjunto del Pico del Petróleo y del Cambio Climático. Dicha iniciativa se edifica sobre el trabajo seminal de Rob en Irlanda para desarrollar el Plan de Acción de Descenso de Energía para la ciudad de Kinsale.

     TCT es la primera “Ciudad en Transición” del Reino Unido que, confiando en el ingenio colectivo de la comunidad local, está creando resiliencia a través de un proceso de relocalización de todos aquellos aspectos de la vida en que sea factible. 

     TCT  se asienta sencillamente sobre la idea de que si una ciudad disminuyera su consumo de energía y recursos podría, si fuera adecuadamente planificada, ser más resiliente, más prolífica y más placentera que en la actualidad.

Your browser may not support display of this image.

     Dadas las probables alteraciones en el futuro a causa del Pico del Petróleo y del Cambio Climático, una comunidad resiliente –una comunidad autosuficiente para gran parte de sus necesidades– estará infinitamente más preparada que las comunidades existentes, debido a la total dependencia de éstas últimas de sistemas fuertemente globalizados para abastecerse en alimentos, energía, transporte, salud y vivienda. 

     A lo largo de 2007, el proyecto continuará con el desarrollo del “Plan de Acción de Descenso de Energía para Totnes”, diseñando un calendario positivo para el camino de descenso del Pico del Petróleo. TCT aspira a ser completa, imaginativa, práctica y divertida. 

     El proyecto TCT empezó a final de 2005 con un programa intensivo de concienciación en los temas del Pico del Petróleo y del Cambio Climático. Cuando la población estuvo suficientemente sensibilizada, el proyecto recibió un “Lanzamiento Oficial de la TCT” en septiembre de 2006, al que asistieron unas 350 personas en los salones del Ayuntamiento de Totnes. Desde entonces vienen ofreciéndose presentaciones, cursos de entrenamiento, reuniones, seminarios, entrevistas, documentos, blogs y trabajo duro a secas, que ha posibilitado que la iniciativa haya captado la imaginación de la ciudad y que vaya progresando favorablemente.  

     Esta es una lista de los actos, proyecciones, seminarios, etc. producidos en Totnes hasta junio de 2007: 

  • Proyecciones de películas: 8 (con asistencia

      de hasta 150 personas)

  • Presentaciones importantes: 7 (con asistencia de hasta 350 personas), con la presencia de  expertos como:

     ◦   Richard Heinberg (www.richardheinberg.com)

          ◦  Aubrey Mayer (Contraction & Convergence - David Fleming –www.tegs.net

               http://en.wikipedia.org/wiki/Contraction and Convergence)

          ◦   Mayer Hillman (autor y activista en Cambio Climático)

          ◦   “Alimentos y Agricultura en Transición”, una velada con lleno total en

Darlington Hall, con conferenciantes como Chris Skrebowski, Jeremy 

                  Leggett, Patrick Holden y Vandana Shiva

    • Acontecimientos varios: 7 (con audiencias de hasta 400  asistentes), que incluyen:

           ◦   el “Gran Lanzamiento de la Población en Totnes”

       ◦   reuniones “Espacio abierto” sobre Alimentos, Energía, Cuerpo & Alma  y Vivienda

   ◦   “Domingo de Semillas”, jornada de  intercambio de semillas

           ◦   “Espacio abierto” de la reunión del Concejo local en el colegio Schumacher

◦  “Haciendas en Transición”: seminario destinado a los propietarios de tierra locales en el que, durante una jornada, se evaluaron sus oportunidades en un escenario localizado.

Your browser may not support display of this image.

  • Cursos de formación de 10 semanas en horario de tardes “Preparación para Reducción de la Energía”
  • Seminarios: Auditoria de la Vulnerabilidad al Petróleo (con tres establecimientos locales inscritos en este tipo de servicio)
  • Recursos :  Guía de alimentos locales
  • Reto del Agua Caliente Solar: 50 personas inscritas en el programa
  • Proyectos piloto: moneda local (libras de Totnes, aceptadas por 20 comercios locales). Tras su éxito,  ha sido ampliado, imprimiéndose 10.000 billetes, con más de 65 negocios involucrados
  • Archivos de historias orales: se recogen testimonios de gente que ha vivido cuando el estilo de vida requería menos energía
  • Capital del Nogal de Inglaterra: ya han tenido lugar las primeras plantaciones
  • Relatos de la Transición: trabajo con los escolares locales para que reflexionen acerca de una vida con menos energía
  • Intercambio de huertos: relacionar a gente demasiado mayor para trabajar su huerto con gente que no tiene huerto pero desearía teneruno para trabajarlo.

 

     El programa de actividades y actos continúa a un ritmo similar durante el verano de

     2007. 

     Además de las actividades señaladas más arriba, se están reuniendo regularmente diez grupos de trabajo en busca de soluciones de menor energía y más resilientes para las siguientes áreas: Energía, Sanidad, Alimentación, Artes, Cuerpo y Alma –la psicología del cambio–, Gobierno Local, Economía y Recursos. Otros grupos se están creando con el fin de completar el enfoque holístico para la creación del plan de resiliencia de la comunidad de Totnes. 

     La situación actualizada puede ser vista tanto en www.transitionculture.org (blog personal de Rob Hopkins) o en www.transitiontowns.org/Totnes 

 

Otras Iniciativas de Transición

 

 Los autores de este documento dan una lista de al menos 45 poblaciones y pueblos de Reino Unido e Irlanda que, en noviembre de 2007, se hallaban en distintos momentos del proceso de transición hacia un incremento de la resiliencia local y hacia una reducción de la huella de carbono. Estas poblaciones albergan desde los 1500 habitantes de Moretonhampstead hasta los 400.000 de Bristol.

En noviembre de 2009 el número de las iniciativas oficialmente aceptadas llegó  a 150. 

     Las  comunidades que se hallan actualmente contacto con nosotros y que estudian llevar a cabo sus propias iniciativas de transición aparecen en la siguiente web: htpp://transitiontowns.org/TransitionNetwork/Mulling 

     Esperamos que esta lista de iniciativas de transición oficialmente designadas crezca con muchas más entradas en los próximos años. 

     Tras el comienzo de la iniciativa en Gran Bretaña, otros países le siguieron. En diciembre de 2009 están registrados oficialmente: Alemania (2), Australia (26), Canadá (7), Chile (1), EEUU (46), Finlandia (1), Italia (1), Japón (1), Holanda (2) y Nueva Zelanda (8). (htpp://transitiontowns.org/TransitioNetwork/Mulling).

 

    En  España, se han iniciado las primeras iniciativas concretas en varios lugares de su geografía. Para ver dónde, pincha aquí. Página del movimiento de Transición en España: (www.movimientotransicion.pdworks.com      A medida que se vaya creando una masa crítica de comunidades que se embarcan en estos procesos de planificación del descenso de energía, seremos capaces de construir una red cooperativa pujante en la que la gente comparta sus experiencias, se ayuden mutuamente y creen una forma de vida mejor que la sociedad atomizada, desconectada, insostenible e injusta que hemos cultivado, aupados en al flujo de un petróleo barato y superabundante. 

 

Cómo preparar una Iniciativa de Transición. Criterios

 

Hemos creado un borrador con un conjunto de criterios que indican el grado de preparación de una comunidad que desee encaminarse hacia un futuro de menos energía. Si estás pensando en adoptar el modelo de Transición para tu comunidad, echemos un vistazo a esta lista y hagámonos una idea honrada del grado de cumplimiento de sus puntos. Si descubres lagunas, éstas deben ser objeto de especial atención mientras se hace acopio de la energía inicial y de contactos en torno a esta iniciativa.

Your browser may not support display of this image.

     Hemos presentado este abordaje, algo formal, al registro de Ciudades /Pueblos en Transición por varias razones clave:  

  • Aquéllos que nos apadrinan y subvencionan quieren asegurarse de que mientras alimentemos activamente proyectos en embrión, sólo promovamos al estatus “oficial” a aquellas comunidades que sintamos que están listas para aumentar su concienciación. Alcanzar este estatus confiere niveles adicionales de apoyo tales como charlas, formación, wiki y foros, que estamos dispensando actualmente.
  • Con el fin de establecer programas  coordinados (que puedan servir para hacer solicitudes combinadas de fondos a la Lotería Nacional), necesitamos establecer una categoría formal de Iniciativas de Transición para regularizar y apoyar el desarrollo de dichos programas.
  • Hemos visto cómo más de una comunidad se atascaba  porque no tenía la disposición  correcta o no contaba con un grupo de gente capaz, y, en realidad, ellos mismos no sabían demasiado en qué tipo de aventura se estaban embarcando.
  • Los distintos roles de “Iniciativa Local de Transición”, “Eje de Transición Local” y “Eje de Iniciación Temporal” son muy diferentes y tienen que ser discutidos  en otro lugar (ver más abajo).
  •  

                  Criterios 

     Estos criterios se están desarrollando en el tiempo y, por descontado, no están escritos

     en tablas de piedra:

  1. Que exista una comprensión demostrada del Pico del Petróleo y del Cambio Climático como vectores gemelos (plasmada en los estatutos del grupo o documentos  equivalentes de gobierno).

2.   Que exista un grupo de 4 ó 5 personas que deseen tomar un papel de liderazgo (no solo el entusiasmo ilimitado de una sola persona).

  1. Que al menos dos personas del equipo nuclear estén dispuestos a asistir al curso de entrenamiento inicial de dos días. En principio, dicho curso tendrá lugar en Totnes y con el tiempo lo iremos programando en otras áreas, incluso internacionalmente. La formación en Transición está ahora radicada únicamente en el Reino Unido,  lo que tendrá que cambiar -estamos trabajando en ello-.
  2. Que exista una conexión potencialmente fuerte con el ayuntamiento o diputación.
  3. Que se produzca una comprensión inicial de los 12 pasos (ver más abajo).
  4. Que se cree el compromiso de pedir ayuda cuando se necesite.
  5. Que exista el compromiso de poner al día regularmente la presencia en la web de la Iniciativa de Transición –tanto en wiki (espacio de trabajo de colaboración en  la web que pondremos a tu disposición.), o su propia página web.
  6. Que exista un compromiso por escribir algo en el blog de Ciudades en Transición una vez cada dos meses (el mundo estará mirando…).
  7. Que exista un compromiso, una vez que estés en la Transición, de que tu grupo haga al menos dos presentaciones a otras comunidades (en la vecindad) que estén  planteándose embarcarse en este camino - una clase de charla  de “esto es  lo que hicimos” o “así nos fue”.
  8. Que exista un compromiso por relacionarse con otras comunidades en Transición.
  9. Existencia de mínimos conflictos de interés en el equipo nuclear.
  10. Que se establezca un compromiso para trabajar con la Red de Transición con el objeto de redactar solicitudes de subvención a las instituciones nacionales que concedan subvenciones. Las propias fundaciones locales son las apropiadas para apoyarse en ellas y tratar de estos asuntos.
  11. Un compromiso de lucha por la inclusividad en la iniciativa entera.  Somos conscientes de que necesitamos fortalecer este punto en respuesta a las inquietudes que se susciten a medida que ciertos grupos políticos extremos se vayan involucrando en las Iniciativas de Transición. Una manera de actuar en este sentido, dentro de nuestro grupo nuclear, consiste en afirmar explícitamente nuestro apoyo a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos (resolución de la Asamblea General 217 A (III) del 10 de diciembre de 1948); dicho apoyo podría ser incluido, por ejemplo, al final de los estatutos, de forma que los grupos políticos extremos que tienen la discriminación como un valor clave no puedan participar en los órganos de toma de decisión en nuestra Iniciativa de Transición. Tal vez existan maneras más elegantes de gestionar este requisito; un grupo dentro de la red está buscando la manera de hacerlo.
  12. Un reconocimiento de que, aunque la provincia entera o el distrito puede necesitar ir hacia la Transición, el primer lugar para comenzar es en tu comunidad local. Pudiera ser que el número de comunidades en transición en tu zona posibilitara que algún grupo central proporcionara ayuda y apoyo local;  pero esto surgirá con el tiempo más que por imposición. Este punto es una respuesta a la gente que se precipita a iniciar una Iniciativa de Transición en su provincia o región entera más que en su comunidad local.

En situaciones excepcionales en las que un eje coordinante o un eje de inicio necesiten ser implantados (actualmente, Bristol, Forest of Dean, Brighton&Hove), dicho eje será el responsable de asegurar que estos criterios sean aplicados en todas las iniciativas que comiencen en su zona. Están emergiendo ya nuevas responsabilidades para el apoyo en marcha y la formación a medida que se desarrollan las funciones del eje coordinante. Otros criterios suplementarios son aplicables a los ejes de coordinación/iniciación; pero pueden discutirse personalmente. 

  1. Finalmente, recomendamos que al menos una persona en el equipo nuclear

asista a un curso de diseño de permacultura… esto realmente parece establecer una diferencia.

Your browser may not support display of this image.

Una vez hayas podido demostrarnos en la Red de Transición que ya habéis respetado estos puntos y, por consiguiente, que ya habéis preparado el viaje hacia la Transición, se abrirán las puertas a toda clase de apoyos, guías, materiales, espacio web, formación, y oportunidades de conexión e iniciativas de subvención coordinadas que estamos desarrollando. 

Las puertas están preparadas para que no tengáis más que empujarlas; los detalles sobre contactos se hallan al final de este documento. 

 

Cómo preparar una Iniciativa de Transición. Diferentes tipos

 

Dentro del Modelo de Transición  parecen existir hasta este momento cuatro tipos de iniciativas: 

  1. La “Iniciativa de Transición Local”: implicada en su propio contexto local, en el que el grupo conductor inspira y organiza la comunidad local. Este es el corazón real de la “Transición”.
  2. El “Eje de Transición Local”: basado en una amplia zona con una cierta coherencia geográfica y cultural (por ejemplo, una ciudad). Este eje debe ayudar a establecerse y apoyar las “iniciativas de transición local”.
  3. El “Eje de Iniciación Temporal”: constituido por gente que se conoce y trabaja conjuntamente para ayudar a que se creen nuevas “iniciativas de transición local” en su propia comunidad. El eje se disolverá en cuanto termine la función que justificaba su existencia: el nacimiento de esas iniciativas de transición local.
  4. El “Eje de Coordinación Regional”: menos que una organización, más que una colección de iniciativas existentes de Transición que coinciden en el apoyo mutuo y la coordinación de recursos y que representan un frente unido ante las diferentes instituciones gubernamentales.

 

Más sobre la “Iniciativa de Transición Local” 

     Esta es la Iniciativa más simple y frecuente en comunidades de hasta 15.000 habitantes. Es en estas comunidades –por ejemplo, Totnes, Lewes, Wrighton o Portobello en Edimburgo- en las que se producen los cambios reales a nivel local, impulsados por la gente residente. Sin iniciativas activas locales no hay Red de Transición. 

 

Más sobre el “Eje de Transición Local” 

     Cuando un Eje se halle completamente establecido (y si es posible presupuestado), la función de este grupo consistirá en la puesta en marcha de Iniciativas de Transición Local (esto es, el área circundante) y en inspirar, alentar, registrar, apoyar, desarrollar una red de contactos y tutorizar dichas iniciativas. El afianzamiento de esta función lleva su tiempo, y no se puede esperar que los grupos recién formados (y los que estén trabajando sin presupuesto) lleven a cabo estas tareas desde el comienzo de su creación. 

     Estimamos importante que el Eje y las Iniciativas en lo Local se presten apoyo mutuo y, al menos inicialmente, informales. Dentro de lo local sería deseable que las distintas Iniciativas se relacionen intensamente entre si y lleguen a prestarse apoyo mutuo, reconociendo que una comunidad puede ser  tan resiliente como la de sus vecinos. 

     Como estamos en los días iniciales de este experimento de transición masiva, es posible que estas funciones y estos modelos evolucionen a medida que la experiencia nos vaya indicando cuáles  funcionan y cuáles no. 

     Son ejemplos actuales de Ejes de Transición Local  Tynedale y Forest of Dean. 

 

     El Eje de Transición Local es responsable asimismo de transferir las funciones de “red de transición” en lo Local, asegurando que cada iniciativa funcione sobre los criterios de Transición elementales desde el mismo comienzo. En cuanto las iniciativas individuales dentro de lo Local hayan madurado, el Eje les animará a solicitar a la Red de Transición su consideración como una iniciativa oficial de Transición. Con el tiempo, esperamos que la tarea de “registro oficial” de comunidades sea llevaba a cabo por un Eje de Transición Local. 

     El Eje de Transición Local será un foco para las comunicaciones con las iniciativas locales en una zona determinada. 

     Si un grupo desea aceptar las responsabilidades de un Eje de Transición Local, nosotros, en la Red de Transición, tendremos que confiar plenamente que sabéis en qué os estáis metiendo y que vais a ser capaces de gestionarlo. Ello probablemente generará conversaciones y discusiones con el equipo. 

     Estamos planificando la puesta en marcha de un grupo de “Ejes de Transición Local” para discutir las dificultades de este abordaje –que no son pocas-. 

     Pensamos que el modelo de Eje de Transición Local es crucial para las ciudades y las iniciativas a escala rural más amplias, pero los adoptantes tempranos tienen que ir aplicando su propia manera y su propio estilo a la hora de cumplir con sus responsabilidades: estamos todavía en un territorio virgen, y, además, no se trata de una empresa trivia: procédase con cuidado. 

 

Más sobre el “Eje de Iniciación Temporal” 

     Este tipo de grupos está constituido por un colectivo de individuos o de grupos de ámbitos locales separados de la misma región que estén acostumbrados a trabajar juntos en alguna clase de activismo medioambientalista. 

     El grupo ayuda a otros grupos a acometer iniciativas de transición local en la región, tras lo cual se disuelve. Los miembros originales vuelven a sus propias Iniciativas de Transición Local una vez alcanzada masa crítica para formar un grupo de empuje local. 

     El papel del Eje de Iniciación Temporal consiste simplemente en orientar el trabajo de inspiración sin asumir responsabilidades como un Eje de Transición Local. 

     West Berkshire y un par de lugares más están asumiendo este tipo de funciones. En este escenario, las iniciativas locales, una vez iniciadas, aparecerán en la Red de Transición como apoyando la formación, etc. 

 

Más sobre el papel del “Eje de Transición Regional” 

     Está  claro que necesitaremos disponer de alguna clase de estructura que sea capaz de comprometerse con el gobierno en todos los niveles –local, regional, estatal–. Esta evidencia ha impulsado parcialmente la formación de varios grupos que intentaban representar iniciativas de transición existentes y futuras en su “área de captación”.  

     A través de la observación de este fenómeno, viendo qué funciona y qué no funciona, y tras discutir la situación con varias iniciativas de transición, la Red de Transición va introduciendo un conjunto de criterios para estos tipos de grupos. 

     La Red de Transición solamente reconocerá organizaciones que representen grupos de iniciativas de transición si:

 

    ◦   han sido requeridas o han surgido/emergido de una parte significativa de

         Iniciativas de Transición activas (sean oficiales o embrionarias) dentro del “área   de captación”, y

   ◦    están organizados, en marcha o coordinados por representantes designados a partir de

         Iniciativas de Transición (sean oficiales o embrionarias) dentro de esta “área de

         captación”. 

     Otros criterios concernientes al objetivo y alcance de las actividades surgirán a medida que se vayan creando estos Ejes coordinadores. Dichos criterios podrían dar lugar, presentimos, a un supragrupo auténtico, dirigido, capaz de rendir cuentas, reconocible y adecuadamente motivado. 

Conclusión 

     Hasta este punto, hemos hablado de una fiesta en marcha, y, sin lugar a dudas, necesitaremos estar ojo avizor en el campo de las actuaciones y responder de manera a ayudar a los grupos nucleares –las Iniciativas locales de Transición– a alcanzar sus objetivos clave. 

 

Cómo preparar una Iniciativa de Transición. Los 7 “peros”

 

     Si has llegado hasta este punto del Compendio, tal vez estés pensando que una Iniciativa de Transición sea apropiada para tu comunidad. 

     La sección siguiente (12 pasos) te propone un boceto de hoja de ruta para este viaje; pero primero tendrás que negociar las primeras barreras –reales o imaginarias– con que toparás en tu camino.  Llamaremos a esto los  ‘7 peros’. 

 

Pero no tenemos financiación…

 

     Realmente, esto no es un obstáculo. La financiación es un sustituto muy pobre para el entusiasmo y para la implicación de la comunidad; ambos te los encontrarás en las primeras fases de tu transición. Los financiadores también pueden pedir medidas de control y concebir la Iniciativa en varias direcciones y contra los intereses de la comunidad. 

     Os enseñaremos cómo podéis aseguraros de que en el proceso de creación de una Iniciativa de Transición se genera una cantidad adecuada de ingresos. No estamos hablando de fortunas: vuestra Población en Transición no cotizará en Bolsa; pero, como me dijo el diseñador de ecoaldea Max Lindeggar unos cuantos años atrás, “si un proyecto no da beneficio dará pérdidas”. 

     La Ciudad en Transición de Totnes comenzó en septiembre de 2005 sin ningún dinero; y ha llegado a autofinanciarse desde entonces. Las charlas y películas que presentamos aportan dinero para financiar los acontecimientos gratuitos como "Días de Espacio Abierto". Os podréis anotar un punto cuando tengáis proyectos específicos que requieran financiación; pero, hasta entonces, debéis administraros. Mantened el poder si ocurre; no permitas que la falta de financiación os detenga. 

 

Pero no nos permitirán… 

     Existe un temor entre algunos “verdes” de que, de alguna forma, toda iniciativa que efectivamente tenga éxito y genere algún cambio será acallada, parada, suprimida, y atacada por burócratas sin rostro o por corporaciones. Si este temor es lo suficientemente fuerte como para impediros iniciar toda acción; si la única acción que estáis deseando emprender es traspasar todo vuestro poder a algún ente imaginario, entonces, probablemente, os habéis equivocado de documento. Por otra parte, las Ciudades en Transición operan "por debajo del radar"; sin buscar víctimas ni creándose enemigos. Como tales, no parecen hostiles hacia ninguna institución existente. 

     Por el contrario, con la conciencia colectiva de la construcción diaria de la sostenibilidad y el Cambio Climático, os sorprenderéis de cuánta gente en posición de poder estará entusiasmada e inspirada por lo que estáis haciendo, y , antes que impedir vuestros esfuerzos, les prestará un apoyo inesperado. 

 

Pero hay ya grupos verdes en esta ciudad, no queremos pisarles los callos…  

     Trataremos con más detalle esta cuestión en el paso 3; pero, en esencia, tendríais muy mala suerte si provocaseis “guerras de territorio”. Vuestra Iniciativa de Transición formará con toda probabilidad un objetivo común para los grupos existentes, algunos de los cuales podrían encontrarse un poco quemados –por lo que seguro que agradecen el nuevo vigor que les traéis. Enlazar con la red de grupos existentes hacia un Plan de Acción de Descenso de Energía elevará y focalizará su trabajo, más que repetirlo o anularlo. Mantened la expectativa de que algunos de ellos se conviertan en vuestros más fuertes aliados, esenciales para el éxito de vuestra Transición. 

 

Pero, de todas formas, a nadie de esta ciudad le importa el medio ambiente …

 

     Podemos disculpar fácilmente este pensamiento, teniendo en cuenta que vivimos en un ambiente generalizado de consumismo apático. No dudéis en sondear, pues encontraréis que la gente más sorprendente es partidaria entusiasta de ciertos elementos clave de una Iniciativa de Transición: alimentos, artesanía, historia y cultura locales. La clave es ir a su encuentro antes de que ellos vengan hacia vosotros. Buscad una base común y encontraréis que vuestra comunidad es mucho más interesante de lo que creíais. 

Pero, ¿no es demasiado tarde para hacer algo? 

     Es posible que sea demasiado tarde, pero existe una probabilidad de que no lo sea. Esto significa que vuestros esfuerzos (y los de otros) son absolutamente cruciales. No permitáis que la desesperanza sabotee vuestros esfuerzos –o, como dice Vandana Shiva, “la incertidumbre de nuestros tiempos no es razón para tener certidumbre de la desesperanza”–. 

 

Pero no tenemos las calificaciones adecuadas… 

     Si vosotros no lo hacéis ¿quién lo hará? No tiene importancia no ser titular de un doctorado en sostenibilidad, o años de experiencia en planificación de horticultura. Lo importante es que te importe donde vives, que reconozcas la necesidad de actuar y que estés abierto a nuevas formas de comprometer a gente.

     Si me exigieran esbozar una descripción de una persona que deseara iniciar este proceso, enumeraría las cualidades de esta persona como: 

  • Positiva
  • Buen trato con la gente
  • Tiene un conocimiento básico del lugar y de algunas personas clave de la

      Población. 

     En puridad, ahí radica todo. Ante todo, estáis a punto de diseñar vuestra participación en el proceso desde el comienzo (ver Paso nº 1); por lo que vuestro papel en este momento es como el de un jardinero que prepara el terreno para el jardín que no sabe si, años después, dará frutos o no. 

 

¡Pero no tenemos energía para hacerlo! 

     Como se suele atribuir a Goethe, “todo lo que puedes hacer o soñar que puedes, comiénzalo. La osadía tiene genio, poder y magia en sí misma”. La experiencia de comenzar una Iniciativa de Transición muestra a las claras que eso es así. Mientras la idea de preparar vuestra población (ciudad, aldea, valle o isla) para la vida después del petróleo puede haceros vacilar por sus implicaciones, hay algo en la energía liberada por el proceso de la Iniciativa de Transición que la hace imparable. 

     Probablemente os sentiréis abrumados simplemente con imaginar todo el trabajo que os espera, pero tal vez la gente se os adelante y os ofrezca su colaboración. De hecho, muchos han comentado que la gente apropiada aparece en el momento en que se la necesita a lo largo del feliz camino hasta la consecución de los objetivos marcados. Hay algo en esta osadía –en saltar desde el "¿por qué nadie hace nada?" al "¡hagamos algo!"– que genera la energía necesaria para mantener el movimiento. 

     Muy frecuentemente, el desarrollo de iniciativas medioambientales es comparable a empujar un coche averiado cuesta arriba: un trabajo duro y poco gratificante. Ciudades en Transición es como empujarlo cuesta abajo: el coche va más rápido de lo que puedes controlar, acelerándose todo el tiempo. Una vez que le has dado el empujón desde la cima de la colina, él mismo desarrollará su propia fuerza. Esto no quiere decir que no sea trabajo duro a veces, pero casi siempre es un placer. 

 

Los 12 pasos de la transición 

Estos 12 pasos han surgido de la observación de que lo que funcionó realmente en las iniciativas tempranas de transición, en particular en Totnes.

De ninguna manera deben ser considerados como prescriptivos; cada proyecto los organiza de diferente forma, añade nuevos, descarta otros. Sin embargo, nos ofrecen lo que nosotros creemos que son los elementos clave en vuestro camino, y que esperamos que os ayuden durante el primer par de años de trabajo.

 

Nº 1. Organizadun grupo dirigente y planificad su dimisión desde el comienzo

 

Esta fase se centra en la creación de un equipo nuclear que lleve adelante el proyecto durante el inicio del proceso.

Recomendamos que se forme un grupo dirigente con el objetivo de llegar a las fases 2 a 5, y acordad que una vez que se hayan constituido un mínimo de cuatro subgrupos (ver nº 5), el grupo dirigente se disuelva y se refunde con una persona perteneciente a cada uno de esos subgrupos. Esto requiere un cierto grado de humildad, pero es muy importante para colocar el éxito del proyecto por encima de los individuos involucrados.

 

Nº 2. Tomar y crear conciencia

 

Esta fase tiene como objetivos principales: identificar a los aliados clave, construir redes cruciales y preparar la comunidad en su totalidad para el lanzamiento de vuestra Iniciativa de Transición.

 

Para que se desarrolle un plan efectivo de Acción de Descenso de Energía, sus participantes tienen que comprender los efectos potenciales del Pico del Petróleo y del Cambio Climático: éste requiere una reducción de la huella del carbono, y aquél, un impulso para incrementar la resiliencia de la comunidad.

Resultan muy efectivas las proyecciones de películas clave (Una verdad incómoda, End of Suburbia, Crude Awakening, Power of Community) junto con paneles de “expertos” que respondan a preguntas al final de cada una. (En la siguiente sección se facilitan los enlaces para descargar todas estas películas: cómo conseguirlas, trailers, reglas de licencia, cuáles son apocalípticas y cuáles resolutivas). Asimismo, puede resultar de mucha inspiración la programación de charlas pronunciadas por expertos en Cambio Climático, en el Pico de Petróleo y en soluciones comunitarias.

Artículos en los periódicos locales, entrevistas, intervenciones en las radios locales, presentaciones a grupos existentes, escuelas incluidas, son también parte de la caja de herramientas para concienciar a la gente sobre estos asuntos y prepararlos para comenzar a pensar en soluciones.

 

Nº 3.  Sentad las bases

 

Esta fase incide en la comunicacióncon grupos existentes y activistas, dejándoles claro que la Iniciativa de Transición está diseñada para incorporar sus esfuerzos previos y sus futuras aportaciones y mirar al futuro de una nueva forma. Reconoced y honrad el trabajo que hacen, e insistid en que su papel en el proceso de Transición es vital.

Dadles un conciso y asequible resumen del Pico de Petróleo, qué significa, cómo se relaciona con el Cambio Climático, cómo podría afectar a la comunidad en cuestión y los desafíos clave que presenta. Planteadles de qué manera una Iniciativa de Transición podría actuar como un catalizador que incitara a la comunidad a encontrar soluciones y comience a pensar en las estrategias básicas de mitigación.

 

 

Nº 4 Organizad un gran lanzamiento

 

Esta fase consiste en publicitar la maduración del proyecto, trasladándolo a toda la comunidad. Ello genera una fuerza que dará un empuje complementario a vuestra iniciativa para afrontar el período siguiente de trabajo.

En términos de programa, estimamos que un tiempo adecuado tras la primera película de concienciación  es de seis meses a un año. Así, el Lanzamiento Oficial de la Ciudad en Transición Totnes tuvo lugar en septiembre de 2006, y fue precedido por, aproximadamente, diez meses de charlas, proyecciones de películas y actos varios.

En lo relativo a los contenidos, vuestra Presentación necesitará acelerar la comprensión de la gente sobre el Pico del Petróleo y el Cambio Climático, pero con un espíritu que muestre que “podemos hacer algo frente a esto”, en lugar de lamentarse. Un contenido que hemos visto que funcionaba muy bien es la presentación de las barreras prácticas y psicológicas que se suele oponer al cambio personal: finalmente, todo tiene que ver con lo que hacemos como individuos.

Pero no tienen por qué ser sólo charlas, pues se puede incluir música, comida, ópera, “break dancing”: cualquier cosa que creáis que refleje mejor la intención de la comunidad de embarcarse en esta aventura colectiva.

 

Nº 5 Cread grupos de trabajo

 

Parte del proceso de desarrollo del Plan de Acción de Descanso de la Energía pasa por conectar con el ingenio colectivo de la comunidad. Para ello resulta crucial poner en marcha una serie de grupos reducidos que traten aspectos específicos del proceso. Cada uno de estos grupos desarrollará sus propias formas de trabajo y propias actividades, aunque todas estarán bajo el paraguas del proyecto como un todo.

En principio, los grupos de trabajo son necesarios en todos aquellos aspectos de la vida que requiere vuestra comunidad para mantenerse y crecer. Esos grupos podrían crearse en torno a temas como alimento, residuos, energía, educación, juventud, economía, transporte, agua, gobierno local... Cada uno de estos grupos de trabajo estudiará su área para intentar determinar la mejor manera de crear resiliencia comunitaria y reducir la huella del carbono. Sus soluciones formarán la columna vertebral del Plan de Acción de Descenso de Energía.

 

Nº 6 Utilizad los Espacios Abiertos

 

Hemos hallado que la Tecnología de los Espacios Abiertospropone un enfoque muy efectivo para llevar a cabo reuniones de las Iniciativas de Transición.

Aunque, en teoría, no tendría por qué funcionar, pues consiste, simplemente, en que un grupo amplio de gente se reúna para explorar un tema o asunto en particular, sin programa, sin cronograma, sin coordinador evidente y sin secretario.

 

Sin embargo, hemos llevado a cabo Espacios Abiertossobre alimentos, energía, vivienda, economía y psicología del cambio; al final de cada encuentro todo el mundo ha dicho lo que tenía que decir, se han tomado y mecanografiado extensas notas, se ha producido gran cantidad de interconexiones y se ha identificado y descrito un enorme número de ideas y visualizaciones.

La lectura esencial sobre el Espacio Abierto es Harrison Owen`s Open Space Technology: A User`s guide, y también podéis encontrar como referencia impagable el libro de Peggy Holman y Tom Devane The Change Handbook: Group Methods for Shaping the Future –en medio de una amplia lista de recursos útiles–.

 

Nº 7 Cread manifestaciones prácticas y visibles del proyecto

 

Es esencial evitar cualquier sospecha posible de que tu proyecto es sólo una tertulia donde la gente se sienta y hace listas sobre lo que desearía. El proyecto necesita, desde una fase temprana, crear manifestaciones prácticas en la comunidad y de gran visibilidad. Ello incrementará significativamente la percepción de la gente hacia el proyecto y también su voluntad de participar.

Es difícil establecer un balance durante las fases iniciales. Hay que demostrar progresos visibles sin embarcarse en proyectos que en última instancia no tienen cabida en el Plan de Acción de Descenso de Energía.

En Totnes Ciudad en Transition, el grupo de alimentos lanzó un proyecto llamado "Totnes: capital del Nogal de Inglaterra" que se propuso la plantación en la ciudad de tantos nogales de nuez comestible como fuera posible; plantamos algunos árboles en el centro de la ciudad y, gracias al apoyo del alcalde, hicimos de eso un gran acontecimiento.

 

Nº 8 Facilitad la Gran Recapacitación

 

Si tenemos que responder al Pico del Petróleo y al Cambio Climático encaminándonos hacia un futuro de menor energía y reconectando las comunidades con lo local, precisaremos entonces de muchas de las habilidades que nuestros abuelos dieron por supuestas. Una de las cosas más importantes y útiles que una Iniciativa de Transición puede llevar a cabo es revertir la “gran discapacitación” de los últimos 40 años, ofreciendo formación en algunas de esas habilidades.

La investigación entre los miembros más mayores de nuestras comunidades es algo instructivo: ellos vivieron antes de que la sociedad del desperdicio se impusiera y saben cómo funciona una sociedad  con meno energía. Algunos ejemplos de cursos son: reparaciones, cocina, reparación de bicicletas, construcción natural, aislamiento de tejados, tintes, paseos para recoger hierbas, trabajos en la huerta, eficiencia básica del hogar, amasar pan, producción de alimentos... (la lista es interminable).

El Gran Programa de Recapacitación hará que la gente se dé cuenta de su propia habilidad para resolver problemas, llevar a cabo resultados prácticos y trabajar cooperativamente con otra gente. También se darán cuenta de que el aprendizaje puede ser realmente divertido.

 

Nº 9 Tended un puente a las autoridades locales

 

Por muy poderosa que sea la corriente de fondo que Iniciativa de Transición pretenda generar, por muchos proyectos que haya puesto en marcha, y por muy maravilloso que sea el Plan de Descenso de Energía que hayáis diseñado, no iréis muy lejos mientras no cultivéis una relación positiva y productiva con las autoridades locales. Ya sean temas de planificación, presupuestarios o de provisión de conexiones, necesitaréis tenerlos a vuestro favor. Contrariamente a vuestras expectativas, es posible que os encontréis empujando una puerta que ya estaba abierta.

Nos hallamos en este momento estudiando cómo redactar un borrador de Plan de Acción de Descenso de Energía (PADE) para Totnes en un formato similar al actual Plan de Desarrollo Comunitario. Quizás algún día los planificadores del Ayuntamiento se encontrarán en su mesa de trabajo dos nuevos documentos frente a ellos: uno, el Plan Comunitario convencional y, otro, un Plan de Acción de Descenso de Energía, bellamente presentado.  En algún momento de 2008, el precio del barril de petróleo pasará el techo de los 100 dólares. Los planificadores leerán uno y otros documentos y concluirán que sólo un PADE respondía en realidad a los desafíos afrontados. Y conforme el documento adquiera protagonismo, el plan comunitario se deslizará suavemente hacia la papelera: sí, ¡podemos soñar!

 

Nº 10 Honrad a los mayores

 

Para los que nacimos en los 60, cuando la fiesta del petróleo barato estaba en pleno apogeo, resulta muy difícil imaginar una vida con menos petróleo. Cada día de mi vida (excepto la crisis de los 70) ha sido subrayado por más energía que en los años precedentes.

Para dibujar el cuadro de una sociedad con menos energía, tenemos que tratar con aquéllos que recuerdan directamente la transición desde la edad del Petróleo Barato, especialmente el período entre 1930 y 1960.

Aunque haya que evitar que todo lo que estáis propugnando sea interpretado como un ‘ir para atrás’ o ‘volver’ a algún mortecino y distante pasado, hay mucho que aprender de la manera en que las cosas se hacían antes, de cómo eran las conexiones invisibles entre los diferentes elementos de la sociedad y de cómo se construía la vida diaria. Averiguar todo esto puede ser profundamente iluminador, y, además, puede conducir a que nuestro sentimiento esté mucho más conectado al lugar en que estamos desarrollando nuestras Iniciativas de Transición.

 

 

Nº 11 Que vaya a donde quiera…..

 

Aunque al inicio planteéis el diseño de vuestra Iniciativa de Transición con una idea clara de hacia donde irá, inevitablemente su camino le llevará por otros derroteros. Aferrarse a una visión rígida puede bloquear vuestra energía y haceros creer que estáis atascados. Vuestra función no es tanto aportar todas las respuestas sino más bien actuar como unos catalizadores que contribuyan a que la comunidad dibuje su propia transición.

Si se mantiene el foco en los criterios clave del diseño –construcción de la resiliencia comunitaria y reducción de la huella del carbono– os daréis cuenta de que el ingenio colectivo de la comunidad creará soluciones factibles, practicables y altamente inventivas.

 

Nº 12 Cread un Plan de Descenso de Energía

 

 

Cada grupo de trabajo se habrá focalizado en acciones prácticas para incrementar la resiliencia comunitaria y reducir la huella del carbono. Combinadas, estas acciones forman el Plan de Acción de Descenso de Energía (PADE). Es donde el ingenio colectivo de la comunidad diseña su propio futuro para afrontar las amenazas potenciales del Pico del Petróleo y del Cambio Climático.

El proceso de construcción del PADE no es una tarea trivial. Evoluciona a medida que percibimos qué es lo que funciona y qué es lo que no.

 

 

Red de Apoyo a la Transición. Cuadro de recursos locales

 

Establecer una lista de los recursos locales –disponibilidad actual y potencial, necesidades actuales y potenciales– será clave para crear un PADE realista. Estamos desarrollando patrones  para asesoraros en este proceso.

 

Red de Ayuda a la Transición. Cronograma de Transición

 

Estamos trabajando con científicos especialistas en cambio climático, ecólogos, analistas de la energía y economistas “verdes” para dibujar un cronograma que ayude a imaginar el contexto en el que redactar el PADE.

 

Red de Apoyo a la Transición. Indicadores de Resiliencia

Estas secciones introducen el concepto de “indicadores de resiliencia”, y esto precisa de alguna explicación. Resiliencia es la capacidad de un sistema o comunidad de resistir impactos del exterior. Un indicador es la forma de medirla.

Convencionalmente, la manera principal de medir la disminución de la huella del carbono consiste en medir las emisiones de CO2. Sin embargo, creemos firmemente que cortar las emisiones de carbono mientras falle la construcción de  resiliencia es una respuesta insuficiente para responder tanto al pico del petróleo como al cambio climático. Así pues, ¿cómo se podría decir que la resiliencia de una poblaciónen cuestión está aumentando?

Los indicadores estarían emparentados con:

  • Porcentaje de alimento producido localmente
  • Cantidad de moneda local en circulación como porcentaje de la moneda total en circulación
  • Número de empresas de propiedad local
  • Distancia media al lugar de trabajo por parte de los trabajadores de la población
  • Distancia media al trabajo de los trabajadores que viven en la población pero que trabajan fuera
  • Porcentaje de energía producida localmente
  • Cantidad de materiales de construcción renovables
  • Proporción de bienes esenciales que son manufacturados en la comunidad o a una distancia dada.
  • Proporción de residuos compostables y compostada realmente.

Mientras  algunos indicadores son universales, otros son específicos del lugar y emergerán del proceso del PADE. Estamos trabajando en la creación de un conjunto completo de indicadores universales de resiliencia que publicaremos en la red en cuanto estén listos.  

 

(PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHAD AQUÍ)

 

 

Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.